El cuerpo sutil – energético humano

Aunque en el Occidente moderno se piense que solo existe el mundo de la materia y, por derivación, que el cuerpo físico constituyen la única realidad anatómica, las tradiciones orientales saben desde hace miles de años que hay también una anatomía energética o cuerpo sutil.

Y en efecto, sin la energía que fluye bajo la manifestación material del cuerpo, las funciones de este no serían posibles. Este sistema energético está conformado de la siguiente manera básica: el aura y los cuerpos sutiles, los chakras y los nadis o canales energéticos.

En este artículo abordaremos este apasionante y capital tema que involucra a la salud, la espiritualidad y el mejoramiento personal.

anatomía energéticaComo ya mencionamos, el cuerpo físico posee un correlato del cual depende energéticamente, es a esta entidad a la que se da el nombre de cuerpo energético humano. Este se compone, en síntesis, de una serie de flujos y mantos energéticos invisibles que vibran en diversas frecuencias y que rodean y recorren el organismo humano con un patrón específico.

Y así como el cuerpo físico posee su propia anatomía, el cuerpo sutil posee la suya. Y es esta la que se conoce como anatomía energética. Por su parte, son los patrones energéticos de esta anatomía sutil los que animan los órganos físicos y promueven su fisiología.

En la anatomía energética los canales o nadis, constituyen una suerte de arterias inmateriales. Siendo su función la de transportar el prana o energía vital por todo el cuerpo energético.

Prana, en sánscrito, traduce “energía absoluta”. Es un equivalente al Qi de la Medicina Tradicional China y del Neuma del sistema médico griego antiguo. El prana ingresa al cuerpo a través de la alimentación, la respiración y otras actividades metabólicas. Y los canales lo distribuyen por toda la anatomía sutil.

Algunos textos indios antiguos aseguran que existen 72.000 canales energéticos, mientras que ciertos documentos tibetanos refieren la cantidad de 350.000. Los canales energéticos más importantes son: ida, pingala y sushumna.

Estas tres corrientes energéticas son descritas con la imagen de dos serpientes que se entrelazan en torno a la columna vertebral. La de la izquierda es Ida, la de la derecha es Pingala y Shuchunna es el canal central.

En la cultura hermética aparece esta misma idea y se conoce como Caduceo o Vara de Hermes. En la tradición taoísta es el Tai chi, y en efecto, el conocido símbolo del Yin y Yang vendría a ser una mirada cenital o de planta de estos tres canales. Actualmente, la imagen que nos muestra la ciencia del genoma humano, es sorprendentemente parecida a esta trinidad.

El canal Ida es el del lado izquierdo, se corresponde con la Luna, y es el canal del deseo. Al estar regido por esta luminaria, se relaciona con el poder de las emociones en su estado más puro, otorgando cualidades como la capacidad de gozar profundamente, amar de forma pura, ser compasivos y contar con habilidades artísticas. Se relaciona con el pasado y está conectado con el hemisferio derecho y posterior del cerebro.

Este canal es femenino tanto en los hombres como en las mujeres. En el nivel psíquico, las patologías asociadas se relacionan con los apegos emocionales, la depresión, la baja autoestima y el sentimiento de culpa.

El canal Pingala corresponde al lado derecho y está regido por el Sol. Al estar asociado con esta luminaria se relaciona con la acción. Y en efecto, Pingala otorga poder a la mente racional, permitiendo que el individuo obtenga la fuerza necesaria para superar los problemas mediante el esfuerzo. Se relaciona con el futuro y está conectado con el hemisferio izquierdo y la parte frontal del cerebro.

Este canal es masculino tanto en hombres como en mujeres. Los problemas asociados a este canal son el comportamiento egoísta o violento, la arrogancia y el orgullo.

Sushumna es el canal central. Y de hecho es el que equilibra a los otros dos canales. En su recorrido asciende por la médula espinal, y está en contacto con Ida y Pingala en los puntos en los que ambos se encuentran. Se relaciona con el presente y atraviesa el área del hueso de la Fontanela para entrar en contacto con la energía sutil del poder omnipresente.

Es a través de Sushumna que asciende la energía kundalini, regula las memorias de las experiencias humanas opuestas experimentadas a través de la acción de Ida y Pingala, los chackras y las corrientes sutiles electromagnéticas.

Copyright: https://www.ecoactivo.com/cuerpo-sutil

Escribe el comentario:
A​ W H W I
 
  • Última modificación: 2024/07/09 11:49