Meditación

Desde un punto de vista más Ancestral, la meditación es una práctica espiritual y mental que se remonta a miles de años en las culturas orientales. Desde un punto de vista clásico, la meditación es una técnica que se utiliza para calmar la mente y concentrarse en un solo punto, a menudo para:

  1. alcanzar un estado de conciencia más elevado
  2. para mejorar la salud física y emocional.

En el contexto de la filosofía yóguica, la meditación se considera una práctica central en el camino hacia la iluminación y la liberación espiritual.

En el Yoga Sutra, de Patanjali, se definen ocho pasos o ramas (ashtanga) para alcanzar la meditación profunda (samadhi), que son: yama (control de los aspectos éticos), niyama (autodisciplina), asana (posturas corporales), pranayama (control de la respiración), pratyahara (retraimiento de los sentidos), dharana (concentración), dhyana (meditación) y samadhi (estado de conciencia suprema).

En el budismo, la meditación es un medio para alcanzar la sabiduría y la comprensión de la naturaleza de la realidad, así como para cultivar cualidades como la compasión y la paciencia. La meditación budista se centra en la atención plena (mindfulness) y en la observación de los pensamientos y emociones sin juzgarlos ni apegarse a ellos.

En resumen, la meditación desde un punto de vista clásico es una práctica espiritual y mental que se utiliza para alcanzar un estado de concentración y conciencia más elevado, y que se ha utilizado durante miles de años en diversas culturas y tradiciones religiosas.

Artículo sobre Meditación desde un punto de vista más actual

Tipos de meditación

Escribe el comentario:
J P N G J
 
  • Última modificación: 2024/07/09 11:49